Violencia en colegios

Revisión de Mochilas

violencia

Por los recientes acontecimientos  en Durango donde un niño acribilló a balazos a su maestra e hirió a otros compañeros, se ha desatado una entendible pero irracional histeria en las escuelas.

Ya nos llegó a nosotros en la escuela de nuestro hijo, y en la junta de padres de familia se habló del tema de revisar las mochilas  y loncheras de los niños a la entrada del colegio.

Pero,  yo me pregunto:

¿Si la intención de agredir está presente en una persona, no lo puede hacer  fuera de las instalaciones escolares?

¿Si  la intención es agredir, no se podrá hacer con un lápiz o un empujón en las escaleras?

Me parece que se pierde  completamente lo importante del tema.  el origen de la violencia.

Para ser claros: La violencia tiene un origen EMOCIONAL

Obviamente hay otros temas como lo que se aprende en casa, el ejemplo de los adultos, internet, video juegos etc. Pero nada de esto es tan relevante como las emociones que son la energía que impulsa y hace que un pensamiento se convierta en realidad.

Un pensamiento negativo sin la emoción suficiente que lo impulse, rápidamente se ahoga, pero una emoción reprimida buscará el menor pensamiento para justificarse y salir a la luz.

La persona se vuelve violenta cuando libera intempestivamente emociones que ha venido acumulando y que si aprendiera a liberarlas conforme las va sintiendo, no habría necesidad de explotar.

El problema no son las escuelas, ni las armas de fuego ni los juegos de video  o las revisiones a la entrada, el asunto es que como padres de familia nuestra tarea es guiar  a nuestros hijos para que aprendan a reconocer y Aceptar sus emociones Sin reprimirlas ni controlarlas, monitorear cómo esas emociones se esfuman rápidamente si son bien manejadas o al contrario se van acrecentando al paso del tiempo con eventos que las alimentan.

Las emociones son una Energía síquica que cuando está dentro del cuerpo/mente ha de liberarse para poder mantener el equilibrio interno.

Pesadillas, inapetencia, mal humor o rechazo a asistir a la escuela pueden ser indicios de una mala higiene emocional y es una señal de alarma que ha de atenderse.

Haciendo lo anterior no solo estaremos evitando la violencia en los colegios, sino que estaremos construyendo una sociedad más libre de drogas y  otros excesos…